La esencia

El poder de la palabra es un buen título para un libro barato de autoayuda. De estos con tapas de colores estridentes y un subtítulo en plan ‘aprende a buscar las respuestas que necesitas para ser feliz’, o así. Pero en el fútbol, en el dichoso fútbol, el poder de la palabra es real. Y es capaz de generar respeto. O al menos, consideración. Es muy difícil saber por qué el Málaga no habla más a menudo, por qué no ocupa posiciones que le interesen o por qué no se defiende como hacen otros clubes, que saben trazar una línea tras la cual está la esencia misma de la entidad y los aficionados. Una línea infranqueable. 

El Málaga no tiene portavoz oficial. Puede que tampoco lo necesite. O puede que a partir de ahora su mejor vocero sea Bernd Schuster, el nuevo entrenador. Un tipo para el que el fútbol no tiene secretos, que dijo estar “felicísimo y orgulloso” a pesar de que la inversión de los propietarios va a descender; y que insufló optimismo a una afición que va de susto en susto cada vez que alguien, normalmente indocumentado, abre la boca sobre el futuro del club.

La rueda de prensa de ayer generó tranquilidad. Y no porque se anunciara un incremento del presupuesto; antes al contrario, éste se reducirá a menos de la mitad en relación a la última temporada. Tampoco se desvelaron fichajes ni se garantizó que se vayan a quedar las estrellas. Objetivamente, el mensaje no es positivo. Pero en el fútbol funciona el poder de la palabra y el vicepresidente Shatat reafirmó el compromiso del propietario con el club. Su discurso fue pragmático. Preguntado por Isco, no escondió la realidad de un traspaso pero puntualizó que será por una oferta satisfactoria. Tan normal, tan asumible, tan lógico. Y al fin lo dice una fuente autorizada.

Nadie le pide al Málaga que peque de charlatán en un mundo de víboras. Pero sí que mantenga un discurso, que se defienda, que se haga valer y respetar detrás de esa línea infranqueable de la esencia del club y los aficionados. Donde estamos todos.

Anuncios

Acerca de Joaquín Marín D.

Periodista. Interesado por el mundo, la actualidad, las noticias, la tecnología, el deporte. Envidio a quien escribe bien. Orgulloso de mi gente. Proud father.
Esta entrada fue publicada en Columnas en diario Sur y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s