Manolo y el Guiri

Manolo y el Guiri no es el nombre de un grupo musical de fusión. Aunque ahora que me pongo a pensarlo igual no quedarían mal; a Manolo siempre le ha gustado la música. En su época moza cantaba bien. Y el Guiri es adaptable, seguro que aportaría folclore sueco. Pero no, no son un grupo. Son los amigos con los que comparto alegrías, penas, emociones, abrazos y algún que otro recado al juez de línea en La Rosaleda desde hace varias temporadas.

El Guiri es de adscripción tardía pero sincera. Se apuntó estando el equipo en Segunda, es decir, que sólo se ha llevado alegrías. Nunca es tarde si uno encuentra el camino del malaguismo y lo vive tanto que hasta se inscribe en una peña vikinga. O compra camisetas para él y su pequeño con el apellido que comparten a la espalda, Lündborg. Así ponemos nuestro granito de arena en la internacionalización del club, que no todo es Catar. Hay que abrir mercados.

Manolo y yo estamos más resabiados porque llevamos en la piel muchos malos ratos tatuados. Pero las experiencias recientes, casi todas buenas, nos suavizan un poco el carácter. Sin embargo, seguimos exteriorizando más que el Guiri las emociones, sobre todo las negativas. El fatalismo nos define, y como somos iguales, ninguno de los dos trata de tirar del otro hacia el optimismo. Eso no tendrá solución, me temo.

Confesaré que a veces decimos cosas irreproducibles con la emoción del momento. El Guiri también se indigna, siempre con la misma palabra sueca, que suena a algo así como ‘shokish’. Una vez le pregunté el significado y me dio largas. Desde nuestros asientos, fila 4, se escucha a los jugadores y te crees que ellos te oyen a ti. Se ven las caras dubitativas de los árbitros cuando no saben qué pitar o cuando se dan cuenta de que se han equivocado. Se vive el fútbol.

Hemos visto mucho en esa fila 4. Casi de todo. Pero lo mejor ha sido escuchar en silencio, juntos, el himno de la Champions, casi sin creérnoslo, asomando alguna lágrima. Y sentarnos, dispuestos a sufrir o disfrutar, otro partido más. Como siempre.

 

Anuncios

Acerca de Joaquín Marín D.

Periodista. Interesado por el mundo, la actualidad, las noticias, la tecnología, el deporte. Envidio a quien escribe bien. Orgulloso de mi gente. Proud father.
Esta entrada fue publicada en Columnas en diario Sur y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s