En su retiro catarí

En su retiro catarí, el señor Al Thani quizá dedique varios minutos del día a pensar en su club de fútbol. El determinante es a la vez posesivo y adhesivo. Parece poco tiempo para las alegrías que se podría llevar si se dejara llevar, pero es una decisión que ha tomado él. O tal vez otros por él. Lo malo de la indefinición es que deja vía libre para interpretar una realidad que no termina de verse clara. Varios meses, un apagón en Twitter, dos felicitaciones escuetas en Facebook y dos llamadas telefónicas a Pellegrini después, aún no sabemos el porqué de su ausencia perenne.

En su retiro catarí, el señor Al Thani debe estar cavilando acerca de todo lo que se está perdiendo. La duda está en saber si voluntariamente o (mal) aconsejado. Porque es propietario de un club de fútbol que está de moda, que juega la Champions, que ha sido admirado en toda Europa. Podría disfrutarlo, que no sabemos cuánto va a durar. Está en su derecho de aprovechar el momento. Puede ir a los palcos más importantes de España y del mundo, hacerse fotos por doquier, ser la cabeza visible de una marca que ahora genera simpatías y alabanzas. No se trata sólo de dinero; siempre hay algo más.

La indefinición de la situación actual del Málaga sólo viene por un lado: el de los propietarios. Hayan dado un paso atrás o no, lo cierto es que se han gastado una cantidad ingente de dinero a la que no le están sacando provecho desde el punto de vista de la imagen, las relaciones públicas y el marketing. Sin la inversión ostentosa del verano feliz de Cazorla y compañía, probablemente la sensación general ahora sería de plenitud y no de orfandad. Al final el error del señor Al Thani será haber traicionado su plan inicial de ir poco a poco, en un proyecto a cinco años vista, y haberlo querido todo al momento.

En su retiro catarí le es imposible vivir noches memorables como la del Zenit en La Rosaleda. No sabemos si no puede o no quiere. No sabemos nada. La duda absoluta es la única certeza cuando se habla del señor Al Thani.

Anuncios

Acerca de Joaquín Marín D.

Periodista. Interesado por el mundo, la actualidad, las noticias, la tecnología, el deporte. Envidio a quien escribe bien. Orgulloso de mi gente. Proud father.
Esta entrada fue publicada en Columnas en diario Sur y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s