Las agencias de rating se disuelven (una crónica ficticia)

Foto: Lawrence Jackson/Associated Press

(Ésta es una crónica ficticia de un hecho que tal vez debiera ser real. Aprovechando el Día de los Inocentes me permito escribir algo que no se ajusta a la realidad. No es una inocentada porque sería muy cruel. Simplemente es una historia, nada más)

Nueva York (Estados Unidos).- 28 de diciembre de 2011

En un movimiento desconcertante y totalmente inesperado en la City neoyorquina, las tres agencias de calificación de riesgo estadounidenses han anunciado esta mañana su disolución “conjunta e inmediata” por “las consecuencias trágicas” que han tenido sus “continuos errores” en la marcha de la economía mundial, inmersa en la que probablemente sea la peor crisis de la historia. Los presidentes de Fitch, Standard & Poor’s y Moody’s han comparecido en el Federal Hall de Wall Street rodeados de sus equipos de abogados y con una expresión que denotaba poco descanso y mucha tensión acumulada en las horas previas.

Stephen Joynt (Fitch), Douglas Peterson (Standard & Poor’s) y Raymond McDaniel (Moody’s) han rubricado públicamente un documento leído por el primero de ellos en el que se especifica que la decisión de disolver las agencias de rating se ha tomado “de manera colegiada” tras la comprobación de que “numerosas estimaciones erróneas han podido tener cierta influencia en el agravamiento de la crisis financiera internacional”. Este lenguaje eufemístico se ha interpretado en los medios de comunicación locales como una asunción de culpa diseñada para intentar esquivar las responsabilidades penales que desde ahora se pueden derivar.

Según Peterson, la desaparición de estos organismos calificadores privados “eliminará la posibilidad de que se antepongan intereses particulares, tanto de personas físicas como jurídicas, en las evaluaciones de deuda de los estados”. Peterson sustituyó al frente de S&P el pasado septiembre a Deven Sharma, que dimitió tras la investigación iniciada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos a la evaluación de las hipotecas subprime, consideradas el desencadenante la actual crisis mundial.

McDaniel, que según se ha sabido después amenazó con romper la decisión colegiada cinco minutos antes de que se hiciera pública, lamentó la “actitud desafiante” de los gobiernos afectados por las continuas bajadas de rating. Sin embargo, sí admitió que “algunas evaluaciones” de su empresa se hicieron sin la necesaria planificación previa y, sobre todo, de manera cortoplacista, es decir, “sin tener en cuenta los esfuerzos y renuncias de millones de trabajadores y sin dar tiempo al desarrollo de las políticas de ajuste que iniciaban los países debido a la propia crisis”.

Moody’s evaluó con una triple A (la nota máxima) más de 45.000 valores relacionados con las hipotecas entre los años 2000 y 2007. El 83% de estas notas tuvieron que ser revisadas a la baja después. Al mismo tiempo, mantenía una alta calificación para entidades como Lehman Brothers, AIG o Bear Stearns, cuyo final es de sobra conocido no sólo en el mundillo financiero. Estos nombres han pasado de ser empresas especializadas en inversión de grandes capitales a estar presentes en las conversaciones de cafetería en cualquier ciudad de Europa.

La comparecencia ante los medios de los tres máximos dirigentes de las agencias de calificación fue anunciada esta misma mañana, apenas una hora antes de su inicio. La sala reservada del Federal Hall se encontraba prácticamente vacía cuando tuvo lugar la firma del documento de disolución de las agencias. Hasta que Peterson tomó la palabra para leer la decisión, los escasos periodistas destacados creían asistir a un acto rutinario de puesta en común de decisiones empresariales, algo recurrente en los últimos meses tras los desplantes de numerosos gobiernos a los dictados de las agencias.

“Hemos decidido abandonar nuestra actividad porque el mantenimiento de nuestras cuotas de mercado se había convertido en la prioridad. Esto nos ha llevado a acelerar las evaluaciones sin tener en cuenta todos los datos y, llevados por la inercia, hemos dejado de lado el rigor en nuestra labor diaria”, manifestó el máximo dirigente de Fitch, Stephen Joynt, al término de la rueda de prensa.

Las reacciones a tan sorprendente noticia no se han hecho esperar. Los principales gobiernos americanos y europeos, junto a Japón y China, han comenzado a emitir breves comunicados considerados todavía un mero acuse de recibo. Se espera que en los próximos días, tras el correspondiente análisis del comunicado colegiado, se hagan públicas las primeras valoraciones. Por lo pronto, los inversores internacionales se han comportado con tranquilidad en los mercados de deuda y han mantenido el statu quo actual, derivado de las últimas calificaciones emitidas por las tres agencias.

Ahora comienza un periodo difuso en el que los gobiernos europeos y americanos tendrán que decidir si acuerdan la creación de varias agencias públicas de calificación separadas de intereses privados o si, por el contrario, se inician conversaciones para la conformación de una gran agencia única internacional al amparo de Naciones Unidas. Lo que empezó siendo una mañana normal en Wall Street dentro de la excepcionalidad de la crisis mundial se ha convertido en un día diferente que supondrá un cambio en la marcha de la economía global. Falta por ver qué consecuencias tendrá.

Anuncios

Acerca de Joaquín Marín D.

Periodista. Interesado por el mundo, la actualidad, las noticias, la tecnología, el deporte. Envidio a quien escribe bien. Orgulloso de mi gente. Proud father.
Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las agencias de rating se disuelven (una crónica ficticia)

  1. Elena dijo:

    Eres un buen periodista y una gran persona,seguí tus publicaciones hasta que perdí el rastro,siempre me encanto leer tus escritos,no comprendo tu parada ahora,supongo que el día a día nos lía.
    No pares,sigue.
    Un gran abrazo,grandes triunfos.
    Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s